Macetaman » Plantas de Interior » Zamioculcas Zamiifolia: Cuidados y Características
zamioculcas-zamiifolia

Zamioculcas Zamiifolia: Cuidados y Características

Vamos a hablar de los cuidados de la planta Zamioculcas Zamiifolia, una planta tropical muy resistente y fácil de cultivar. Perfecta para “novatos” en jardinería y para tener en interior. De hecho es tan fácil, que en este artículo casi me podría limitar a decirte simplemente que lo que no debes hacer es: Regar en exceso.

¡Y fin del artículo! Jaja. Ahora en serio: Es una planta tan resistente, que casi sólo siguiendo esa pauta puedes hacer que esté completamente feliz, sana y vigorosa, con sus hojas verdes brillantes. Sólo tiene dos defectos:

  1. Es venenosa para ingerirla, (pero no te preocupes, no lo es para tocarla ni convivir con ella). Simplemente mantenla alejada del alcance de niños, perros o gatos que pudieran comerse alguna hoja, para evitar intoxicaciones.
  2. Tiene un crecimiento muy lento. Así que decide si la compras ya del tamaño definitivo que quieras tenerla.

Y tiene muchas ventajas:

  1. Es muy resistente.
  2. Fácil de cultivar.
  3. Vigorosa y de aspecto muy llamativo.
  4. Hojas brillantes, en buen estado de salud puede parecer una planta de plástico.
  5. Requiere poco mantenimiento.
  6. Muy fácil de reproducir.

Como cuidar las Zamioculcas Zamiifolia

zamioculcas-cuidados

Las Zamioculcas Zamiifolia, (conocida también Eternity, Planta de la Prosperidad o ZZ Plant en inglés) son plantas tropicales que provienen de África Oriental. Se venden habitualmente como plantas de interior, porque las condiciones que van a tener en casa “casi” reproducen sus condiciones en la naturaleza. El clima en su hábitat natural es el habitual en África Tropical:

Clima Zamioculcas

Se caracterizan por tener hojas verdes brillantes, son perennes, y desarrollan sus raíces en forma de bulbos, que utilizan para almacenar agua.

Dicho eso, ¡vamos con los cuidados!:

Emplazamiento. Donde colocar las Zamioculcas

Gracias a esta información, sabemos por qué las Zamioculcas se adaptan perfectamente al cultivo en macetas como “plantas de interior“:

Iluminación

Hay que situarlas en una ubicación donde reciba mucha luz, pero que no reciba sol directo. Así estarás imitando a la perfección sus condiciones de iluminación en la naturaleza, ya que vive bajo la sombra de otros árboles.

Humedad

Agradecen vivir con una humedad alta, en torno a un 60%. Se puede pulverizar con agua, aunque también soporta los ambientes secos.

Temperatura

La temperatura ideal es una franja entre 15 y 30 grados, como decía, ideal para tenerla en casa.

Riego

Este es el punto clave para cuidar tu Zamioculcas: Hay que regar poco. La planta se asemeja a las plantas suculentas, en el sentido de que dispone de hojas y tallos gruesos donde almacenan agua para afrontar las épocas de sequía, además de tener raíces en forma de bulbos que también sirven de almacén. Esto no significa que haya que tenerla permanentemente en sequía, porque eso haría que le cayeran las hojas y frenara su crecimiento. Pero es cierto que no tolera nada bien los excesos de riego y humedad en el sustrato, que es básicamente lo que tienes que evitar. En resumen: Dilata bastante los riegos y sólo dale agua cuando el sustrato vuelva a estar seco.

Ojo: Cuando el sustrato parezca estar seco, comprueba las capas internas de la tierra (a “dedómetro”) para asegurarte de que no está húmedo.

Zamioculcas Hojas Amarillas

Uno de los principales síntomas del exceso de riego, es que veas que se empiecen a poner las hojas amarillas. En ese caso debes vigilar la humedad del sustrato más profundo de la maceta. Hay que evitar a toda costa ese exceso de humedad para que no se pudran las raíces.

Sustrato

El sustrato debe ser muy drenante, por los motivos que explicaba en cuanto al riego. A las Zamioculcas no le gusta que la tierra retenga humedad, porque hace que se pudran sus raíces. Una buena proporción de perlita en la tierra sería muy bueno para facilitar mucha oxigenación y drenaje.

Además es recomendable utilizar algún material sólido en el fondo de la maceta, como arcilla expandida, piedras o grava, para facilitar el drenaje.

Abono

Esta planta no es exigente tampoco en cuanto al abonado (en realidad no es exigente en casi nada), así que mi recomendación es: Utilizar abonos de liberación lenta, y si es orgánico mejor. Aplicarlos 2 veces al año: a principio de Primavera y finales de Verano.

Mucho cuidado si decides utilizar fertilizantes líquidos, porque tampoco le sienta nada bien el exceso de abonado. En cualquier caso te recomiendo utilizar una dosis muy inferior a la que recomiende el fabricante del fertilizante, hasta un 25% como máximo.

Maceta

Las raíces son bulbos muy voluminosos y ocupan bastante espacio en relación a la parte aérea de la planta. Por tanto te recomiendo utilizar una maceta algo grande, lo que unido a su crecimiento lento, hará que no tengas que trasplantar hasta pasado mucho tiempo.

Y por supuesto que tenga muchos orificios de drenaje, cuantos más mejor.

Trasplante

Cuando trasplantar las Zamioculcas Zamiifolia

Debido a su lento crecimiento, las Zamioculcas no requieren de trasplantes frecuentes, por dos motivos:

  • Debido a su lento crecimiento.
  • Y a las pocas exigencias en cuanto a nutrientes/abonos en el sustrato, por lo que no hace falta tampoco renovarlo asiduamente.

Si la maceta es pequeña o normal, cada dos años podría ser un buen plazo. Si utilizas una maceta suficientemente grande para sus raíces, podrás retrasar los trasplantes hasta 3-5 años sin problemas.

En qué época trasplantar

Hay que trasplantarlas cuando empiezan su período de crecimiento vegetativo, es decir, cuando comienzan a crecer nuevas hojas.

Nunca trasplantar una Zamioculca cuando está florecida ni cuando está desarrollando su flor, aunque rara vez lo harán en interior.

Flores Zamioculcas

flor-zamioculcas

Las Zamioculcas tienen una floración en forma de pequeña espiga amarilla, aunque pocas veces la generan cuando se cultiva en interior.

Poda

No necesita poda. Una vez adultas alcanzan unos 70 centímetros de altura, y no necesitan ser podadas.

Plagas

Es una planta también muy resistente a las plagas: no le suelen afectar demasiado, y si aparece algún bichito suele ser fácil de erradicar. Sólo si ves alguna hoja amarilla aislada, revísala por debajo por si hubiera presencia de pulgones o cochinilla algodonosa, por ejemplo. En esos casos las Zamioculcas suelen eliminar esa hoja, y por eso primero amarillea hasta que se desprende, pero no afecta mucho más a la salud de la planta. Simplemente trata de evitar que se propague, y si lo hace, utiliza jabón potásico.

Reproducción.

La multiplicación de esta especie tiene una cosa buena y otra mala: La mala es su lentitud de crecimiento. La buena es que resulta facilísimo propagarla: COMO REPRODUCIR ZAMIOCULCAS ZAMIIFOLIA.

zamioculcas-reproduccion-esquejes

¡Y bien! Hasta aquí el artículo con todo sobre la planta ZAMIOCULCAS ZAMIIFOLIA y sus cuidados.

Por mi parte, te agradezco mucho que hayas llegado hasta aquí. Espero que esta información te sirva de utilidad, y sobre todo que gracias a ella consigas disfrutar de esta increíble planta.

Aprovecho para enviarte un saludo, y desearte ¡Mucha suerte con tus Zamioculcas! Que las disfrutes mucho.