Macetaman » Orquídeas » Orquídea Phalaenopsis: Cuidados y Características
orquideas

Orquídea Phalaenopsis: Cuidados y Características

Como cuidar una Orquídea: Esa planta que se vende tantas veces en macetas trasparentes y con unas flores increíbles… que al tiempo marchitan y dejan de aparecer… si no se cuidan como se debe. ¡Pues se acabó! Te voy a demostrar que el cuidado de las Orquídeas, su mantenimiento, y sobre todo conseguir que vuelvan a florecer, ¡es muy fácil!.

Además, tengo que decir que las Orquídeas son mis flores favoritas. ¿Por qué? Porque son impresionantes, apenas tienen plagas, decoran cualquier espacio, y porque cuando una Orquídea florece año tras año, es porque lo estás haciendo bien, ¡y eso me gusta!

Entender como cuidar las Orquídeas en Macetas

Para aprender cómo cuidar una Orquídea en maceta, la clave está en entender cómo vive la planta en su hábitat natural:

Las Orquídeas (Phalaenopsis, las más habituales en comercios) son originarias del Sudeste Asiático. Son epífitas, es decir, en la naturaleza viven habitando en otros vegetales, principalmente árboles y a gran altura. Se sirven de sus raíces para sujetarse a sus troncos o ramas, por tanto no desarrollan raíces subterráneas.

orquidea phalaenopsis

Dicho esto, ¿cómo puede vivir una Orquídea saludable si la cultivamos en una maceta? Pues bien, se puede, solo hay que tratar de emular al máximo posible las condiciones de vida en su origen. De esta forma tu Orquídea estará sana, tendrá sus hojas bien verdes y generará su floración cada año.

Vamos a hablar en todo momento de las condiciones ideales, si no se cumple alguna no te preocupes, con la mayoría de consejos que te damos, la planta se mantendrá sana y florecerá.

Emplazamiento. Donde colocar las Orquídeas

Las Orquídeas Phalaenopsis se pueden cultivar perfectamente en macetas como plantas de interior.

Macetaman te recomienda: SÚPER GUÍA COMPLETA PARA EMPLAZAMIENTO DE ORQUIDEAS (información y consejos sobre cual es la mejor ubicación para las Orquídeas en casa)

Iluminación

Tienes que mantener a tus Orquídeas, en una ubicación con mucha claridad, que reciba mucha luz pero nada de Sol directo, o muy poco.

Humedad

Agradecen vivir con una humedad alta, en torno a un 60%.

Temperatura

La temperatura ideal es aproximadamente entre 16 y 32 grados.

Sustrato

Los sustratos deben ser específicos para Orquídeas. Suelen contener principalmente corteza de pino, y añadidos como turba, vermiculita, corcho, arcilla expandida, etc.

Mejor sustrato para Orquídeas

Podéis encontrar una cantidad enorme de información diciendo cuál es el mejor sustrato. Y entre toda esa información, ¿cuál es el mejor? ¡Pues todos!… Cualquier sustrato específico para Orquídeas es bueno. Todos aportarán lo que la planta necesita, que es oxigenación, drenaje, y retención de humedad sin encharcamiento.

Y entonces ¿cuál elijo? Pues lo ideal es que lo elijas en función de tu clima y ubicación:

-Para climas húmedos, en costa: Elegir un sustrato por ejemplo compuesto principalmente de corteza de pino. Si hay humedad ambiental, no necesitas tanto que el sustrato retenga la humedad en los riegos, y puedes elegir un sustrato menos compacto consiguiendo más oxigenación.

-Para climas secos, de interior: Elegir un sustrato más compacto, por ejemplo con más turba, corcho, arcilla expandida, etc. El sustrato retendrá más humedad y evitarás problemas de deshidratación, además no tendrás que regar tan frecuentemente.

En resumen, el sustrato es algo variable, y podemos adecuarlo a nuestras necesidades. Utiliza cualquier sustrato específico para Orquídeas, pero ten en cuenta que en función del sustrato deberás adecuar el riego y abonado, que te contamos a continuación:

Riego

Tipo de agua

Debemos regarlas con agua pobre en minerales (recomendable hasta máximo 200 mg/L de sólidos disueltos), por una sencilla razón: En la naturaleza sus raíces no obtienen minerales del suelo como la gran mayoría de las plantas. Por tanto no podemos regar con agua del grifo que sea muy dura y que contenga mayor concentración de sólidos disueltos. Lo ideal es poder regarlas con agua de lluvia, con agua de ósmosis, o por último regar con agua mineral embotellada.

Macetaconsejo: Si quieres medir la concentración de sólidos disueltos en el agua puedes utilizar un medidor TDS, es sencillo de conseguir y no es muy caro.

orquideas cuidados

Frecuencia. Cuándo regar las Orquídeas

Una vez más, aquí no hay que seguir reglas ni patrones, vuelve a depender del clima, del sustrato, del tamaño del recipiente o maceta, humedad ambiental, etc.

Lo bueno es que con esta planta, es la propia Orquídea la que te lo dice con sus raíces, por tanto no hay margen para el error. Por lo general, cuando la planta está bien hidratada, sus raíces están verdes. Si están secas, grisáceas y arrugadas, hay que regarla. Muy importante que las raíces no queden en ninguna zona encharcada, como el plato de la maceta, pues son muy propensas a pudrirse. Ten en cuenta que en la naturaleza, en las ramas, nunca se encharcan.

Macetaconsejo: Es mejor regar poco que regar en exceso.

Mejor forma de regar Orquídeas

De nuevo puedes encontrar una cantidad enorme de información diciéndote cuál es la mejor forma de regar las Orquídeas. En Macetaman analizamos las opciones y te damos las claves:

-Riego por Inmersión: Recomendable si quieres mantener hidratada tu Orquídea por más tiempo, ya que se accede a todas las raíces y se consigue que el sustrato retenga el máximo posible de agua. Es un método muy bueno si dispones de agua muy blanda (menos de 200 mg/L de sólidos disueltos). En caso contrario el sustrato se irá concentrando de minerales y se pueden saturar las raíces de la Orquídea. Te recomiendo: REGAR ORQUÍDEAS POR INMERSIÓN

-Riego por encima: Tiene el inconveniente de que sólo se hidrata la zona de la maceta por la que cae el agua. Como el sustrato no es capaz de retener mucha humedad, el agua se pierde por los agujeros de drenaje y quedan raíces que no se hidratan, además de zonas de la maceta que permanecen secas. Además hay que tener precaución de que no quede agua estancada por donde crecen las hojas. En ese caso es recomendable secarla con un papel.

Abono

Mejor abono para Orquídeas

Aquí si que hay una regla fija, muy importante. Como siempre, y salvo que seas alguien con muchos conocimientos y experiencia en jardinería, recomendamos utilizar abonos de liberación lenta, y si es orgánico mejor. Con un defecto de nutrientes la planta no morirá, pero con un exceso sí, por tanto mucho cuidado con los abonos líquidos!

Cuando abonar las Orquídeas:

Si el sustrato es nuevo (menos de dos años) no la abones, ya que la Orquídea obtendrá nutrientes del mismo sustrato y de añadir fertilizantes la estarías sobrealimentando.

Si el sustrato tiene más de 2 años, puedes añadirle algún abono. A mí me gusta abonarlas en Primavera y Otoño, con abono específico para Orquídeas y de liberación lenta. Así la planta obtiene sólo los nutrientes que necesita y nunca la matarás, como ocurre tan frecuentemente con los abonos líquidos. Si dónde vives no hay estaciones tan marcadas, puedes abonar siguiendo la frecuencia que indique el fabricante, o algo menos.

Maceta

Lo ideal es utilizar macetas transparentes ya que las Orquídeas Phalaenopsis realizan la fotosíntesis a través de sus hojas, y también, a través de sus raíces, por eso son verdes.

También se utilizan macetas cerámicas con orificios, o de mimbre, pero volvemos al principio: Hay que emular al máximo las condiciones de origen de la planta. Y las Orquídeas en la naturaleza tienen las raíces al descubierto, por tanto lo mejor es que sean trasparentes.

Sobre orificios de drenaje, cuantos más mejor, por los mismos motivos.

Sobre tamaño, es preferible que la maceta sea grande e incluso que esté sobredimensionada respecto a la planta. También por el mismo motivo: en la naturaleza sus raíces nunca se encuentran aplastadas.

orquideas en aceta

Trasplante

Cuando trasplantar una Orquídea

Muy sencillo, vamos a destacar 3 puntos por los que debemos trasplantar una Orquídea:

1.- Por la maceta: Cuando la maceta se ha quedado pequeña.

2.- Por el sustrato: Cuando el sustrato está degradado o compactado, y cuando tenga sales y minerales concentrados (que se vean restos sólidos blancos por ejemplo)

3.- Por las raíces: Cuando veamos que las raíces presenten problemas de pudrición.

En qué época trasplantar una Orquídea

Hay que trasplantarlas cuando empiezan su período de crecimiento vegetativo, es decir, cuando comienzan a crecer nuevas hojas.

NUNCA trasplantar una Orquídea cuando está florecida ni cuando está creciendo su tallo floral. En ese momento la planta está consumiendo una gran cantidad de energía para florecer, y podría no sobrevivir al trasplante.

Flores Orquídeas

Como te anticipaba anteriormente, la Orquídea deberá estar sana para conseguir que florezca cada año. Las flores son el sistema de reproducción sexual de estas plantas, en el que consumen una gran cantidad de energía. Por tanto si la planta no está sana, guardará toda esa energía para sobrevivir en lugar de emplearla en generar su floración.

Por el mismo razonamiento, en ocasiones debemos valorar cuando cortar su tallo floral: Si apreciamos cualquier plaga, pudrición, hongo… cualquier tipo de problema mientras la planta está florecida o desarrollando un tallo floral, será razonable podarlo para que la Orquídea deje de consumir energía en su floración, y la destine a sobrevivir.

Reproducción

Keikis

Un Keiki es una nueva orquídea que nace a través de un nudo de su vara floral.

Es algo aleatorio y es más probable que surja cuando la planta no está en buenas condiciones, generando una nueva planta como último recurso de reproducción.

También se pueden inducir y favorecer que aparezcan con algunas técnicas. Si quieres saber más sobre Keikis, te dejo el siguiente artículo: SÚPER GUÍA: KEIKIS DE ORQUÍDEAS

Por último te dejo una foto de mi último Keiki, (aunque todavía no le han salido raíces):

keikis

Cómo cuidar una Orquídea: Resumen

Ubicación

Sin temperaturas extremas ni cambios bruscos

Luz

Alta iluminación sin Sol directo

Humedad

Alta. 60%

Sustrato

Muy drenante y oxigenado. Mezclas con corteza de pino, arcilla expandida, etc.

Riego

Moderado y sin encharcamientos. No pongas platillo bajo la maceta donde se retenga el agua.

Agua

Utiliza agua “blanda”: De lluvia, de ósmosis, de baja mineralización.

Maceta

Transparente y con muchos agujeros de drenaje.

Abono

Moderado en Primavera y Otoño

Reproducción

Por Keikis generados en su vara floral

Conclusión

La verdad que hay que reconocer, que puede ser algo difícil hacer que las Orquídeas vuelvan a florecer para cualquiera que no se haya formado sobre ellas, ya que no vale con darles los cuidados típicos de cualquier otra planta de interior.

Pero tampoco es que sea complicado: Sólo hay que entender lo que explico en este artículo para imitar las condiciones de su hábitat natural al máximo posible, sabiendo por lo menos que viven en los trópicos, y que en la naturaleza habitan en sombra y “colgadas” de otros árboles. Espero que esta información te sirva de utilidad, y sobre todo que gracias a ella consigas disfrutar un poco más de sus maravillosas flores. Al final no es que sea una planta difícil, sólo se trata de que es una planta incomprendida 😉

¡Un fuerte abrazo y suerte con tus Orquídeas!